Resumen del VMWorld 2018

Por Gustavo Vázquez
Tuve la suerte de concurrir al VMWorld 2018, celebrado en la ciudad de Las Vegas. Teniendo en cuenta la cantidad de asistentes que se dan cita (20.000 en esta edición) y lo que es VMWare en la industria del software de virtualización, estamos hablando sin dudas del evento de virtualización más grande del mundo.

Junto con nuestros amigos de AT e integrantes de AGESIC, pudimos ver las novedades y hacia donde va la estrategia de la industria. Los temas principales sobre los que se enfoca la estrategia de VMWare para este 2018 – 2019 son: cloud hibrida, Datacenter definido por software (SDDC por sus siglas en ingles) y computación en el Edge.

Software Defined Datacenter
vSAN y NSX son los dos caballitos de batalla de VMWare en su estrategia de ampliar la virtualización más allá de las máquinas virtuales. En particular, VMWare ya ve estas tecnologías como un commoditie en sus arquitecturas y basa en ellas toda su estrategia de productos, cloud hibrida e incluso PaaS.

La estrategia va más allá de brindar posibilidades para elevar el nivel de virtualización y permitir viabilizar nuevas arquitecturas, sino que abre las puertas a lo que se da por llamar Infraestructura como Código. Es que todas estas tecnologías exponen, de una manera u otra, APIs que permiten la manipulación de las tecnologías de datacenter (por ejemplo, las redes) de manera programática desde código, lo cuál podría ser una alternativa más que valida a la manera en que hoy administramos la tecnología. Como se dijo en varias charlas, algunas propiedades del código fuente (por ejemplo, auditabilidad, versionamiento y repetibilidad) hacen atractivo que toda la definición de un datacenter sea realizada por código y que se tienda a lo que se conoce como stateless infrastructure (infraestructura sin estado), en donde es más fácil crear toda la infraestructura de cero que cambiar la configuración de lo ya existente. Si bien todo esto puede realizarse con herramientas “estándares” como Git o Jenkins, VMWare propone su propia cartera de productos para lograrlo e incluso los incluye dentro de su nueva VMWare Cloud Suite. Algunas de estas herramientas son Cloud Assembly (modelador de infraestructura), Service Broker (herramienta para la publicación y gobernanza del código) y Code Stream (herramienta de CI/CD).

Respecto a la visión más tradicional de producto, la gran novedad fue la adquisición de AppDefense (producto que vendrá incluido en la nueva vSphere Platinum y que permite la implementación de microsegmentación adaptativa en una red NSX) y VeloCloud para reforzar su estrategia de SD-WAN.

Cloud hibrida
Hace ya tiempo que VMWare ha gestado una alianza muy fuerte con proveedores públicos de cloud y en especial con Amazon. De hecho, VMWare Cloud on AWS es un producto que ya esta disponible hace algún tiempo y que permite tener una implementación con tecnologías VMWare en un cloud público ya reconocido. Esta alianza está creciendo fuertemente y algunos anuncios acerca de la estrategia conjunta han sido hechos públicos tanto en el Keynote del evento como en las diferentes charlas que se brindaron.

En particular, VMWare anunció una nueva suite de productos que amplia lo que es VMWare Cloud Foundation (suite que conjuga todos los productos de VMWare asociados al SDDC) e incluye productos asociados con la estrategia de IaC y productos asociados al manejo transparente del cloud hibrido. El más promocionado que a mi parecer es clave para la estrategia de “unificación” de los clouds es la HCX (Hybrid Cloud Extension). Actualmente este producto se encuentra disponible para utilizarse con Amazon y permite ser un puente entre una instalación on-premise de VMWare y la instalación en Amazon. Esto disponibiliza, entre otras cosas, la replicación entre nubes, la extensión de la red mediante NSX y la posibilidad de generar vMotions entre ambos mundos (tanto de ida como de vuelta). Esto permite que con una visión única de nube podamos manejar la nube pública como una extensión de la privada para utilizarse en situaciones de contingencia, necesidad adicional de cálculo e incluso como ampliación de la capacidad de cómputo existente.

Por otro lado, Amazon también realizó anuncios importantes. El más destacable es la disponibilidad de RDS on-premise. Esto brinda un producto para implementar bases de datos como servicios mediante una tecnología probada y exitosa en nuestro cloud privado. A este producto se le van a agregar otros en un roadmap para el próximo año que incluye Lambda (implementación de serveless computing), Snowball e IAM.

Por otro lado, VMware también está apostando a convertirse en un jugador válido dentro de lo que se da a llamar PaaS (Platform As A Service). Mediante PKS (implementación de Kubernetes sobre plataforma VMWare), se trata de definir un producto que, si bien en comparación con la de sus competidores puede parecer aún inmadura, tiene una integración muy fuerte con la plataforma de virtualización subyacente y un roadmap más que interesante para convertirse en un producto interesante en el corto y mediano plazo.

Computación en el Edge
A decir de Pat Gelsinger, CEO de VMWare, se vuelve a estar frente a un nuevo capítulo de “ese péndulo que va y viene entre la centralización y la descentralización” de los sistemas. Este capitulo está asociado principalmente al IoT (Internet Of Things) y a la necesidad de procesar los datos lo más cerca posible a donde se generan. Por lo tanto, ya no es del todo aplicable la centralización basada en el datacenter, sino que se debe extender el concepto de cloud hasta el Edge.

Esto implica que se deba contar con posibilidad de implementar virtualización en “oficinas” remotas (donde se encuentran los actuadores) y poder administrar esa extensión de nube como si fuera una nube sola. Como se dijo anteriormente, el SDDC hace posible esto mediante la virtualización del networking tanto en la LAN como en la WAN, pero también es necesario llegar con soluciones de virtualización de máquinas virtuales y storage acordes. En este sentido, se anunciaron dos componentes de esta estrategia.

Una de ellas es el proyecto Dimension. Este proyecto implementa, en conjunto con varios partners como ser Lenovo, HP o Dell, hardware e implementaciones OEM de Cloud Foundation en soluciones listas para desplegar. Estos despliegues e incluso el mantenimiento y la monitorización de este cloud pueden ser realizado mediante servicios de VMWare.

El segundo componente que se presentó y que resultó ser una sorpresa, es la posibilidad de virtualizar (mediante un ESXi específico para procesadores ARM) hardware de bajo costo y consumo. Este ESXi puede ser manejado por el mismo vCenter que hoy tenemos disponibles y permite la implementación de vMotion, DRS y otras características que son básicas en la arquitectura Intel.

Como complemento, se introdujeron nuevos productos como ser VMWare Pulse (herramienta para la gestión de dispositivos, sensores y actuadores) y el perfilamiento de la solución Workspace One para el manejo de los dispositivos de usuarios finales.

Conclusiones
A modo de resumen, VMWare tiene, alrededor de productos ya existentes y otros adquiridos, una estrategia tendiente a convertir el SDDC en algo fundamental para las empresas de hoy. Existe un convencimiento total de que el futuro está en el software y en base a ello atacan las problemáticas actuales del TI.

Respecto al evento en sí, es una oportunidad increíble de conocer las tendencias no solo de VMWare, sino también de sus partners y de la industria. Sea cuál sea el perfil del participante (técnico, gerencial, arquitecto), se encuentra algo interesante y útil para hacer y observar. Una organización impecable hace que un evento con más de 600 charlas sea un disfrute y se pueda aprovechar desde el momento cero hasta el último día.