Las historias detrás de la primera generación de testers +50

El lunes 13 de mayo lanzamos el Programa +50, proyecto que busca reincorporar al sector tecnológico a personas que rondan los 50 años y que por distintos motivos quedaron desvinculadas. Una generación que, además, tiene mucho que aportar a un sector que es mayoritariamente millennial.

En esta primera edición del Programa +50, que se extenderá hasta fines de agosto, están participando 10 personas de perfiles muy variados. Los invitamos a conocer las historias de Adriana, Carlos y Leonardo que, a un mes de iniciada la capacitación, nos cuentan cómo llegaron, cuáles son sus expectativas y cómo viven las primeras experiencias del programa +50.

Adriana tiene 56 años y se formó como Analista programador y analista Genexus. Trabajó en múltiples empresas y proyectos hasta que llegó la crisis 2002, momento en que fue despedida de su trabajo por recortes presupuestales.

“La tecnología avanza muy rápido y si no tuviste la posibilidad de aggiornarte siendo grande, quedás afuera”, explica.  Luego de varios intentos por reinsertarse sin éxito, Adriana tuvo que desempeñarse en múltiples empleos, lejanos a su vocación. Trabajó como cocinera y actualmente cuida ancianos con la esperanza de poder volver al rubro tecnológico. “Me enteré del Programa +50 de casualidad, por una vecina. Y logré anotarme el último día. Me respondieron enseguida. A la primera clase llegué muy asustada, tenía miedo de no poder. Y ahora estoy feliz. Viene superando ampliamente cualquier expectativa. Me pone muy contenta volver a tener una oportunidad. Siempre intento transmitirle a mis hijos que siempre se puede, que nunca es tarde”, valora.

Carlos tiene 42 años y en el año 2000 decidió emprender con su esposa en un blog de juegos y sus ingresos provenían de la publicidad. En el año 2008, con la llegada de Facebook, el mundo publicitario dio un giro y cambió el modelo de negocio. No lograron ponerse al día y tuvieron que cerrar el negocio.

“Busqué otros empleos, pero no podía competir con los jóvenes”, explicó. Y pasó a trabajar en una pinturería en la que continúa al día de hoy. “Tuve la posibilidad de conocer Pyxis en abril durante el encuentro del Programa bIT, en el que me encuentro cursando el 2do año. Allí conocí la iniciativa +50 y no dudé en mandar mi CV enseguida. Se adaptaba perfectamente a mi realidad”. Carlos dijo estar muy agradecido y sentirse bienvenido desde el vamos.

Leonardo tiene 43 años y se desempeñó en testing hasta el año 2000. En ese entonces decidió estudiar periodismo, otra de sus pasiones, y más adelante le fue imposible reenganchar. “Es una realidad que las empresas apuestan a personal más joven”, expresa.

“El +50 genera un ámbito nuevo, propicio, para volcarlo en una oportunidad, en una posibilidad”, destacó. El estudiante agradece el grupo que se generó a partir del Programa. “No puedo destacar a un solo compañero, porque todos son geniales. Tenemos incluso un grupo de Whatsapp que se llama ‘Happy Testers‘, nos ayudamos, nos pasamos información”.

Leo recomienda el programa en un 100% y está convencido en que su generación tiene mucho que aportar. “Es como un cuadro de fútbol, donde tenés a veteranos más experientes y gente joven. Ahí seguro tenés un cuadro ganador”.

*****

El Programa +50 por dentro

El curso se dicta en 16 semanas y ofrece una modalidad online con una clase presencial semanal a cargo de Pilar. Allí nivelan el trabajo online, profundizan en los conceptos que tengan dudas, etcétera. “Lo más interesante de todo es que como somos todos +50 (incluida yo) compartimos experiencias y situaciones que hemos vivido en nuestros trabajos y tratamos de ver cómo se pueden resolver las mismas en la actualidad. Estoy muy contenta de formar parte, es un grupo super inquieto y motivado. Tienen ganas de compartir experiencias y de aprender mucho”, nos cuenta.

Más adelante verán soft skills, ya que la idea es que, además de testing, puedan adquirir habilidades blandas y también herramientas que los ayuden en la búsqueda de oportunidades laborales (CV, crear perfil laboral en redes, entrevistas), competencias blandas, etcétera.

“El testing tiene la particularidad de agregar valor e incorporar personas rápidamente al mercado laboral. Es un área donde no se exige dominar toda la tecnología, sino entender flujos de negocios y procesos”, explica Pilar Albacete, QE Lead en Abstracta y docente del +50 en Pyxis.

Natalia Martínez, responsable de Desarrollo Humano, explica que se apuesta al “vínculo con otras organizaciones o empresas para que se sumen a la iniciativa y quieran incorporar a candidatos ya capacitados”. “Invitamos a las empresas que estén interesadas en contratar estos perfiles a acercarse al Programa y evacuar dudas”, agrega Natalia.

En paralelo, Pilar informa que “buscamos la manera de que se vayan incorporando en la comunidad de testing a través de las invitaciones a diferentes eventos que se realizan constantemente, por ejemplo, TestingUy, MeetUp de Nahual, entre otros”.