Basura Cero cumple 3 años

En el marco del proceso de Responsabilidad Social Pyxiana, en 2016 decidimos emprender esta causa. ¿El objetivo? Clasificar el 100% y reciclar más del 80% de la basura que se genera en nuestras oficinas de trabajo.

“El 8 de abril del 2016, dimos comienzo a la campaña de reciclaje, adoptando una nueva costumbre de clasificación de residuos, en la que se necesitó (y se necesita) de la colaboración de cada integrante Pyxis para que todo funcione como se espera”, explica Lucía Massa, responsable de Comunicación.

¿Cómo implementar este proyecto?

En un principio, implicó un importante trabajo de recolección de datos mediante un sistema que permitió conocer en detalle todos los residuos generados en todos los procesos de Pyxis, buscando la reducción del volumen de residuos generados, diseñando un sistema de clasificación interno y dando destino ambientalmente adecuado a los mismos.

“En este proceso contamos con la colaboración voluntaria de muchos pyxianos, Meta Sustentable y Lombriz Urbana, 2 organizaciones a las que les debemos mucho por la gran ayuda que nos dieron.  Hubo un trabajo importante en cuanto a concientizar y capacitar a los colaboradores para alcanzar dichos objetivos”, agrega. Debimos tener un conocimiento previo, lo más exacto posible, de cuántas frutas, café, té y yerba se consumían en cada sede, además del número exacto de personas que convivían en cada uno.

Basura Cero en acción

Para llevar a cabo el proyecto era fundamental la creación de un equipo de personas que diera empuje permanente para lograr obtener la colaboración de todos. Incorporamos tachos para los residuos con los tres colores según la normativa vigente: verde para identificar lo reciclable, marrón para lo compostable y gris para los residuos mezclados.

“Tenemos 3 composteras, 2 en la sede de Parque Rodó y una en Pocitos, y hacemos cosechas periódicas. Los residuos compostables que generamos se transforman en compost o ´humus´. Luego de cada cosecha repartimos tierra y lixiviado (fertilizante natural altamente concentrado) entre colaboradores y amigos”, agrega Lucía.

Iniciativas que contagian

Al poco tiempo de comenzar con Basura Cero el impacto hacia afuera fue inmediato. El Liceo Juan XXIII fue una de las organizaciones que se acercó para recibir más información. Luego de una primera reunión para compartir experiencias, en poco más de un año desarrollaron su propio programa al que denominaron “Resuena”. Antes de comenzar el proyecto de clasificación el 100% de sus descartes iba a un sitio de disposición final. Luego de implementarlo, la cifra se redujo al 38%. El equivalente a 350 kilos de basura que evitaron generar desde el comienzo del proyecto.

Lucía invitó a que las organizaciones se asesoren y traten de contagiar a sus equipos en este tipo de iniciativas. “Es una causa que genera compromiso, responsabilidad y da excelentes resultados. Además involucra a todo el equipo”, sostiene.

Gracias a Basura Cero y la clasificación de los residuos con la que sus integrantes se comprometen diariamente, Pyxis evita que sean enterrados más de 4000 kilos de residuos por año. Esto significa que Pyxis deja de emitir 3 toneladas de CO2 equivalente a la atmósfera todos los años por este aspecto.